No crear animosidad.

Por foro aragón liberal - 30 de Enero, 2008, 20:40, Categoría: General

Son deliciosos esos paseos que, a pesar de que hace frío, se hacen con un amigo a primera hora de la mañana, cuando las calles empiezan a recibir a la gente que camina hacia su trabajo o a comprar el pan de cada día y a llevar a sus hijos al colegio o a la guardería. Hay saludos entre unos y otros porque alguien lo inició un día. Se conocen sólo por verse cada día a esa hora temprana de la mañana; forman parte de una sociedad amable.

Y hasta se echa de menos a quien hoy no se ha encontrado en el camino de siempre y a la misma hora. ¿Qué le habrá ocurrido para que hoy no esté por aquí?. Puede que esa pregunta no se haya exteriorizado, o tal vez sí se la haya hecho llegar al amigo con el que se camina por un trecho común del andar mañanero, y ello es una señal del interés que se siente por el bienestar de cada persona. ¿Qué le pasa a cualquier persona en nuestra sociedad?.

Al día siguiente, si se vuelve a repetir esa ausencia, se procura indagar la causa que la motiva y, para ello, se unen los esfuerzos de ambos amigos, de esos que cada mañana tienen una pequeña parte de sus vidas en común. Es una muestra de la disposición del ser humano por cualquier otra persona, que siempre se agradece porque es necesaria esa amabilidad. No es necesario más que un pequeño detalle para que el agradecimiento y la confianza aparezcan.

Lo malo sería que esos dos que deben recorrer un mismo camino, al mismo tiempo, lo hicieran discutiendo entre sí, sin prestar atención a lo que les rodea. Dejarían de saber lo que ocurre a su alrededor y no estarían en condiciones de dar respuesta adecuada; ni siquiera un detalle de amabilidad. Cuando eso ocurre se llega a crear animosidad; disgusto en aquella gente que se siente ignorada por quienes, un día, le ofrecieron una muestra de sensibilidad.

Peor, aún más, cuando esas dos personas se distancian entre sí y no llegan a conocer la verdad de lo que ocurre. Cada cual se hace una idea de ello, la que le proporcionan unas fuentes, pero no llegan a ponerse de acuerdo en la forma de apreciar la situación y en la solución a adoptar. Quienes sufren esas desavenencias son los que han de recibir atención.

La sociedad, así tratada, se muestra disgustada, desorientada, falta de motivación hacia un fin atractivo e importante para ella misma, para su conjunto, y para todo lo que la rodea. Hay desconcierto y enfado en el interior de la sociedad así tratada y ello trasciende más allá de sus propias fronteras, creándose desconfianza a causa de esa descomposición.

En el desarrollo de una nación es muy mala cosa no caminar unidos quienes tienen la responsabilidad de dirigirla. Hay que caminar unidos, como esos dos amigos que, a primera hora de cada mañana, se encuentran con los que van al colegio, a su trabajo y a comprar el pan y que se interesan por su bienestar con palabras y gestos sencillos, llenos de sinceridad.

Manuel de la Hera Pacheco.

El Blog

Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog