9 de Diciembre, 2007

La barbarie silenciosa (el aborto libre en España).

Por foro aragón liberal - 9 de Diciembre, 2007, 23:50, Categoría: Pro-Vida

TERCERA ABC

JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS. Director de ABC
LOS decapitan, les succionan la masa cerebral, les inyectan líquidos letales y, tras descuartizarlos, introducen sus despojos en una trituradora conectada a los desagües y esa vida arrasada bárbaramente queda sin rastro. Así se practican abortos en unas clínicas de Barcelona a criaturas prácticamente a término -siete y ocho meses de gestación- y a otras cuyo derecho a vivir, aun no siendo viables fuera del claustro materno, está amparado por el artículo 15 de la Constitución española y por una ley natural inderogable y de vigencia universal.
En España -hay que afirmarlo desde el más básico conocimiento jurídico- abortar es delito. La ley de 1985 sólo -y ya es demasiado- despenalizó unos determinados supuestos. El tercero de ellos -riesgo real para la vida o la salud de la embarazada- ampara más del 97 por ciento de los abortos que se practican. Es obvio que se trata de un fraude de ley de proporciones incalculables y que, de hecho, está permitiendo que Cataluña en particular y España en general se hayan convertido en un macabro paraíso abortista al que acuden en sangrienta peregrinación miles de extranjeras en cuyos países de origen las leyes no son -como aquí ocurre- meros ornamentos legislativos.
Como bien recordaba el pasado viernes un lector de ABC, Julián Marías consideró la aceptación social del aborto como «el máximo desprecio de la vida humana en toda la historia conocida, y a la vez la negación de la condición personal». Así es. Una destructiva mentalidad sedicentemente liberal y progresista está usurpando el inicio de la vida y su final -mediante el aborto y la eutanasia activa- a sus propios titulares, imponiendo una abominable cultura de la muerte. Ni existe un derecho de la mujer a su propio cuerpo para deshacerse de la vida que ella en un acto voluntario -sea o no imprudente, esa es otra cuestión- ha creado, ni tampoco se da facultad por parte de nadie para acortar de manera activa la vida de un enfermo o de un anciano aunque la esperanza de supervivencia haya desaparecido o resulte del todo improbable. Hay tramos de la existencia -la inicial y la terminal- a los que hay que aproximarse con un respeto ignífugo frente a las llamaradas insensibles que para, hipócritamente, superar la barbarie silenciosa descubierta ahora en Barcelona proponen una nueva ley de plazos que nos conduciría, ya sin eufemismos, a un sistema de aborto libre.
La circunloquialmente denominada «interrupción voluntaria del embarazo» es, hoy por hoy, o sigue siéndolo, motivo de abierto debate en todas las sociedades conscientes de la necesidad de preservar determinados valores cívicos. No es una estratagema «conservadora», como con manifiesta indigencia ética se trata de relativizar este asunto; tampoco la oposición al aborto es una imposición moral de carácter confesional -en este caso del catolicismo y, en general, del cristianismo-, y mucho menos se trata de una incomprensión inhumana hacia muchos dramas personales y familiares que conducen a mujeres indefensas, engañadas, solas y abandonadas a esas clínicas de exterminio. Lo que se dilucida con el debate sobre el aborto es el modelo de sociedad y de convivencia que queremos construir; cuáles son los valores que debemos proteger mediante leyes justas y morales y qué medidas deben adoptarse para que el aborto no se convierta -como ahora ocurre- en una brutalidad de perfiles tan repugnantes que muchos medios de comunicación y la mayoría de los ciudadanos prefieren eludir para no enfrentarse a esa realidad que desafía a la conciencia colectiva.
Nada de lo que estamos conociendo tiene sentido social ni moral cuando existen medios anticonceptivos no abortivos para evitar la fecundación y cuando en España se mantiene una demanda abundante y constante de adopciones. Habrá, pues, que informar masivamente para evitar los embarazos indeseados y ofrecer métodos de barrera -desde luego nunca abortivos- cuyo coste sea mínimo o, a ser posible, gratuito. Y habrá que reconducir las peticiones de adopción, ahora dirigidas a terceros países, para facilitarla en España, aunque ello conlleve circunstancias emocionalmente más duras para la madre biológica y los padres adoptivos. Y habrá que invertir cuanto dinero sea necesario en una y otra iniciativa para evitar la lacra del aborto libre que -se admita o no- se ha instalado al amparo de un supuesto de despenalización que se ha comportado como cobertura para perpetrar demasiados desafueros.
Y habrá que aplicar la ley, lo que ahora no se hace. Hacerlo corresponde al Estado y, en particular, a los tribunales, que requieren de la alerta permanente de las fuerzas y los cuerpos de seguridad -tanto centrales como autonómicos-, pero también de los colectivos implicados, especialmente el de los médicos, que con aplastante mayoría se comportan conforme a las exigencias de su juramento hipocrático y se amparan masivamente en la objeción de conciencia. La práctica del aborto se ha convertido, además, no sólo en una inmoralidad ontológica, sino también en un pingüe negocio. En las clínicas de exterminio desmanteladas en Barcelona, la tarifa que habían de abonar las embarazadas por deshacerse de su criatura aumentaba al mismo ritmo que el tiempo de gestación: feto de seis meses, seis mil euros; de siete meses, siete mil euros; y de ocho meses -sí, de ocho meses-, ocho mil euros. Se calculaba, al parecer, el trabajo de la trituradora y, seguramente, el esfuerzo del verdugo cuando decapitaba a su víctima. Verdaderamente repugnante. Y sorprendente que la finísima piel de tantos colectivos cívicos se motee con urticarias por atentados ecológicos, culturales o sexuales y, en cambio, su epidermis parezca paquidérmica cuando ahí al lado, en la zona alta de la Ciudad Condal, y en tantas otras, se perpetra una barbarie que requeriría de un Truman Capote redivivo para relatarla con el énfasis de su legendario «A sangre fría».
No recurramos como paliativo a esta imperturbabilidad mediática y social ante estos crímenes a la perplejidad que causan o la atribución del ánimo escandalizado a una pulsión confesional. No hablamos de creencias -que también vendrían al caso-, sino de decencias; no hablamos de moral religiosa, sino de conciencia cívica; no escapemos de este macabro asunto por el portillo del drama personal de las embarazadas que abortan, porque de lo que estamos hablando es de los carniceros que las explotan y de la inacción con la que se olvida a las madres y la impunidad con la que actúan los victimarios.
España -recordaba en estas páginas el Secretario de Estado del Vaticano, Tarsicio Bertone, hace unas semanas- ha sido un «faro de civilidad» por los valores que, como sociedad, ha sabido proteger y aprehender en su convivencia. Los estamos perdiendo a una velocidad suicida y necesitamos una reposición de nuestra identidad colectiva con más urgencia que nunca. El vanguardismo relativista y permisivo en que en estos años nos hemos enfangado no sólo merma nuestro crédito de solvencia común, sino que, además, nos comienza a restar autoestima. Los crímenes abortistas de Barcelona tendrían que constituir un aldabonazo en la conciencia social porque la brutalidad y vesania de esos carniceros no deja de ser un signo del despiadado momento en el que discurre nuestro convivir.
 

Frutos de una sociedad madura.

Por foro aragón liberal - 9 de Diciembre, 2007, 21:56, Categoría: General

Acaba de aprobarse  una ley sobre protección animal y alguna Comunidad Autónoma ya ha anunciado que multará hasta con 100.000 euros por matar un cerdo sin aturdirlo. Es decir, que por hacer la tradicional matanza del cerdo puede caer esa multa, todo por no tratar con humanidad a un individuo de la especies "scrofa" (porcina). En cambio, vemos como impunemente se cometen verdaderas atrocidades con seres humanos en avanzado estado embrionario y las mismas comunidades autónomas, no sólo no les prohíben, sino que les dan cobertura y hasta publicidad gratuita.

 

No nos permiten matar a un cerdo en casa pero si permiten matar y triturar hasta hacer picadillo de los indefensos humanos. ¿Cuándo vamos a dejar de tratar como animales a los humanos que no queremos y de humanizar a los animales? ¿Estos son los frutos de una sociedad madura?

 

Jaume Catalán Díaz

Gays y PP.

Por foro aragón liberal - 9 de Diciembre, 2007, 21:56, Categoría: General

Leo en El Diario "El Mundo"   (6-12-07), un artículo de Raúl del Pozo. Afirma: "es raro que los del PP (…) tengan aún mojigaterías contra el movimiento gay".  Termina advirtiéndoles que   "un boicot de homosexuales quebrantaría una mayoría de Gobierno".  Sr. Del Pozo, nada tiene que ver con la mojigatería, la aceptación o el rechazo del homosexual, quizá más acentuado en la historia de la izquierda ( la Cuba comunista llegó, incluso, a recluirlos en campos de concentración) , aunque ahora a Zapatero le interese arañar esos votos. Los homosexuales me merecen respeto, como toda persona; pero eso no me impide manifestar mi pensamiento. ¿Son demasiados los homosexuales?   En Estados Unidos, y también aquí, no llegan al 3%, y apenas si llegan al 1% los que permanecen. Si no lo dijeran las estadísticas, bastaría con abrir los ojos. ¿ De dónde sacó el gobierno actual lo del 10 % y de dónde lo sacan los interesados?   Se basan en un estudio publicado en 1948 sin rigor científico, y desfasado ya, de Alfred C. Kinsey (especialista en insectos) con una idea previa de cambiar los valores morales de la sociedad. De su estudio sobre una muestra sesgada, con demasiados presos y gente en tratamiento, Kinsey sacó esta conclusión: "el 10% de los hombres fue más o menos homosexual durante al menos 3 años de su vida entre los 16 y los 55 años, pero sólo el 4% seguían después de la adolescencia". En estudios recientes realizados en Estados Unidos, en   Canadá y en diversos países de Europa, incluido España, apenas llegan al 3% los homosexuales y no suelen llegar ni al 1% los que permanecen. La tendencia homosexualidad no es innata, sino adquirida por causas a veces ajenas a la voluntad del sujeto   (suele haber una herida muy honda detrás, o la influencia de amigos). Los homosexuales merecen nuestra comprensión y son, en otras facetas de su personalidad, exactamente iguales a los heterosexuales. Los que pedimos que no se discrimine a nadie por su tendencia sexual, pedimos que se respete, también, la institución matrimonial; exigimos que no se confunda el matrimonio con estereotipos que le son ajenos, tan dispares. La perversión del lenguaje   acarrea una burla a la verdad de las cosas y no es un favor para nadie. Yo le pido al PP que sepa que muchos de sus votantes se sentirían engañados y empezarían a mirar al PP como los seguidores, a paso lento,  del socialismo zapateril, si no cumple sus promesas hechas tras la manifestación de la Familia (2005) organizada por el Foro de la Familia, a la que secundó con su presencia encabezando la segunda fila. ¿ Lo recuerdan? ¿ Estuvieron allí e hicieron su promesa por convencimiento, o por conveniencia del momento?

 

Leónidas T. del Brío

Llega el vino en lata.

Por foro aragón liberal - 9 de Diciembre, 2007, 21:30, Categoría: General

La empresa vinícola de Cavas Hill, situada en la comarca del Penedés, será la primera empresa en comercializar sus vinos envasados en lata.

 

La empresa lanza al mercado un vino blanco y otro tinto en un envase de 25 centilitros, lo que equivale a dos copas de vino, con esto se garantiza el consumo responsable al no sobrepasar los riesgos de la alcoholemia.

 

El envase tendrá una forma parecida a las latas de bebida energética y se empezará a distribuir en grandes superficies de alimentación, restaurantes de autoservicio, hoteles y sobre todo en compañías de trasporte ferroviario, cruceros y aerolíneas.

 

Con el proyecto se quiere lanzar al mercado una partida de 300.000 latas a un precio de venta de alrededor de los 80 céntimos. Aunque considero que puede ser una manera de promocionar el vino y, llegar a consumidores y restauración diferente a la tradicional, personalmente no pienso comprar este producto porque considero que el vino tiene suficiente entidad como para que no ser vendido en envases populares, tengo la sensación de que no encaja el vino en lata.

 

JD Mez Madrid

Laicismo y derecho a la información.

Por foro aragón liberal - 9 de Diciembre, 2007, 21:28, Categoría: General

La Declaración Universal de Derechos Humanos cumple ahora 59 años. En ella se incluyó, por vez primera,  en el artículo 19, el Derecho a la Información. En un texto en el que dominó la influencia francesa de René Cassin, que proponía hablar de la libertad de información, fue la estadounidense Eleonor Roosevelt quien logró incluir la información como objeto de un derecho humano.

Hoy sigue habiendo, también en España, muchas cortapisas al derecho a la información. Una de ellas es aquí la imposición de la autocensura. En este sentido el laicismo que ha ido proponiendo e imponiendo el actual Gobierno, es netamente contrario al derecho humano a la información, cuyo sujeto es universal –pues no hay excepciones–, su objeto son las ideas, hechos u opiniones; y sus facultades, buscarlas, recibirlas y expresarlas.

El laicismo, por tanto, es contrario al derecho humano a la información.

 

José María Pérez Pérez

Una película que no pasaría la criba.

Por foro aragón liberal - 9 de Diciembre, 2007, 21:24, Categoría: General

La película "La Brújula Dorada" se está anunciando en todos los medios como la película familiar para las Navidades,   una película que quiere estar en la estela de "El Señor de los Anillos" y "Las Crónicas de Narnia", pero las novelas de Pullman, en las que se base el guión de "La Brújula Dorada" son una especia de alternativa-antídoto a las aventuras de cosmovisión cristiana de Tolkien y Lewis. La película camufla la patente diatriba anticristiana de la obra literaria y concede el protagonismo a las secuencias de acción y aventura, aunque permanece el olor y la tendencia a ridiculizar el cristianismo, al menos ha hacerlo antipático. Durante la promoción, la actriz principal, Nicole Kidman, ha afirmado que "ella no haría nunca una película que fuera contra la religión", pero en este caso la película nos propone un mundo sin autoridad, en el que la última palabra la tiene el materialismo e incluye elementos cuya interpretación simbólica, en clave anticatólica, es bastante evidente.

 

Dado que la oferta de ocio y entretenimiento que tenemos a nuestro alcance en estos días es tan amplia que se impone una selección de contenidos en aras de la calidad, el buen gusto y, por supuesto, de los valores que desde la cultura estemos dispuestos a consumir en familia. La Brújula Dorada no pasaría la criba de una selección responsable y, simplemente, por ello, está más que justificado que empleemos nuestro tiempo y nuestro dinero de otra forma.

 

 

Jesús Domingo Martínez


La catadura moral de IU.

Por foro aragón liberal - 9 de Diciembre, 2007, 20:59, Categoría: General

IU (Izquierda Unida) ha presentado en el Congreso una propuesta para facilitar el aborto libre en las 14 primeras semanas de gestación, era una noticia del pasado día 4 de Diciembre. Y es que el grupo parlamentario de IU-ICV registró en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para que el aborto pueda realizarse dentro de las 14 primeras semanas de gestación sin más condiciones que la solicitud por escrito de la mujer. La formación considera que, dentro de ese plazo, baste para abortar con que, a juicio de la mujer, su continuación "le suponga un conflicto personal, familiar o social que le impida proseguir dicho embarazo". La proposición de ley establece además que el embarazo podrá interrumpirse en las 22 primeras semanas si el pronóstico de dos especialistas determina que es presumible que el feto nazca con malformaciones físicas o psíquicas.

 

Por otro lado, "el aborto podrá realizarse en todo el periodo del embarazo si dos médicos certifican que la prosecución del embarazo pone en grave peligro la vida o la salud física o psíquica de la embarazada o ésta pertenece a un grupo considerado de riesgo en la Salud Pública". Total, piden aborto libre en cualquier momento, pues si con los supuestos actuales, España se ha convertido en el abortadero de Europa, con la proposición de IU se puede llegar a adelantar el parto y si no gusta el neonato quedaría justificada su eliminación. ¿Qué embarazo no pone en peligro la vida o la salud física de la embarazada? La proposición muestra, sin duda, la catadura moral y la incoherencia de la formación política contraria a la pena de muerte.

 

Jesús D Mez Madrid

El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog